Los peores consejos que te pueden dar sobre proveedores

Los peores consejos que te pueden dar sobre proveedores


En otros artículos hemos hablado de la importancia de los proveedores para tu negocio. Ellos son la base de él, sobre todo cuando se trata de una tienda de vestidos.

Si estás en búsqueda de proveedores confiables probablemente algunas personas te han querido dar consejos en torno a cómo elegirlos o cómo manejar la relación de negocios con ellos. Entre todos los consejos que te pueden dar, hay algunos que realmente son malos y pueden poner en riesgo la calidad y prestigio de tu tienda de vestidos.

A continuación te compartimos los peores consejos que te pueden dar sobre proveedores. Evítalos a toda costa para que puedas tener una relación sana de negocios y tu tienda de vestidos prospere como lo deseas.

Otros artículos de esta guía

Mal Consejo #1: Irte por el proveedor más barato

Por ahí se dice que “lo barato sale caro” y es completamente cierto.

Puede ser tentador hacer negocios con el proveedor que ofrece los productos más baratos del mercado y así tener un margen de ganancia mayor. Pero, antes de hacerlo, es muy importante que analices por qué vende sus artículos a un precio tan bajo. Normalmente esto es porque están sacrificando algo que es de suma importancia para una tienda de vestidos: la calidad.

Hay cientos de proveedores que ofrecen vestidos que son agradables a la vista, pero al tenerlos en la mano resultan ser de una pésima calidad. Las telas son las peores y la manufactura deja mucho qué desear.

Si quieres tener una tienda de vestidos confiable, donde las mujeres deseen comprar y convertirse en fieles clientes, tienes que poner como prioridad la calidad de los vestidos que vendas y para esto es un muy mal consejo irse por el proveedor más barato.

 

Mal Consejo #2: Irte por lo más rápido

Al igual que el punto anterior. La calidad toma tiempo, por lo que los proveedores que ofrecen tener los productos demasiado rápido normalmente es porque están haciendo algún proceso sin mucho cuidado.

Esto no es regla general, hay proveedores que pueden ofrecer calidad y rapidez al mismo tiempo, pero en definitiva es mejor que consideres que un buen proveedor de vestidos debe contar con tiempo suficiente para abastecer tu stock.

 

Mal Consejo #3: Quedarte con un solo proveedor

Nunca es bueno tener todos los huevos en una sola canasta, en este caso, que todo tu stock dependa de un solo proveedor.

La razón principal es que si tienes un solo proveedor y éste te queda mal por algún motivo (tiempo, problemas internos de la empresa, etc.), tu tienda se puede venir abajo. Por eso, aunque estés muy contenta con algún proveedor en específico, es importante que consideres tener más. La variedad de proveedores (tampoco sin exagerar y tener decenas) hará más fuerte tu tienda.

 

Mal Consejo #4: Imponer tus ideas

La humildad es una cualidad extraordinaria. Y aunque tú sepas qué es lo que quieres para tu tienda, siempre es bueno tomar en cuenta la experiencia de los proveedores para con ella hacer prosperar el negocio. En otras palabras: no impongas tus ideas solo porque la tienda es tuya, se consciente de tus fortalezas y debilidades, y toma en cuenta la opinión y expertise de tus proveedores.

Si encuentras el proveedor ideal, es momento de comenzar a negociar con él. Para ayudarte en el proceso, puedes leer nuestro artículo con consejos para negocias con proveedores.

PROVEEDORES DE TIENDAS DE VESTIDOS: CONSEJOS PARA UNA RELACIÓN DE NEGOCIOS EXITOSA.


Leave a comment


Please note, comments must be approved before they are published